Saltar al contenido

La picadura con ortigas elimina el dolor y detiene la evolución de enfermedades (remedios populares, que se aplican incluso hoy en día).

Urzici -

La ortiga es una planta conocida desde la antigüedad, utilizada por todos los pueblos de Europa, incluidos los antiguos griegos, latinos y geto-dacios.

Azotar (golpear) repetidamente con manojos de ortigas frescas en lugares dolorosos tiene fuertes efectos revulsivos, analgésicos, antiinflamatorios y activadores de la circulación sanguínea.

El tratamiento se hereda de los antiguos griegos y latinos, y todavía se utiliza hoy como coadyuvante en reumatismo, lumbago, poliartritis y ciática.

El efecto beneficioso de la ortiga se explica por la liberación de histamina y serotonina, las cuales desempeñan un papel en el alivio de la sensación de dolor.

Reumatismo, lumbago, ciática

Tal procedimiento es menos tortuoso de lo que parece, porque desarrolla un hábito: la sensación de ardor inicial se convierte en una agradable sensación de calor que envuelve todo el cuerpo.

Sin embargo, el contacto con agua fría está prohibido, ya que la agradable sensación de calor vuelve a arder y arder.

Además, antes de practicar el procedimiento de ortiga, se recomienda probar el grado de tolerabilidad de este tratamiento.

– Golpee suavemente los lugares dolorosos con un manojo de ortigas frescas. La operación se realiza durante 2-3 días, después de lo cual hay un descanso de 2-3 días.

Dolor de espalda (neuralgia ciática)

Batir con tallos de ortiga recién cogidos en la zona dolorida de la espalda durante 5-10 minutos.

Luego, envuelve la zona tratada con un tejido muy cálido y lo más fino posible (para no irritar aún más) de hilos naturales.

El paciente se acuesta boca abajo y se envuelve durante 30 minutos, después de lo cual se frota ligeramente con aceite de girasol.

Urzici -

Mala circulación periférica

Las personas con manos y pies fríos siempre sentirán un leve escozor, durante 5 a 10 minutos, en la piel de las plantas de los pies y las manos.

Este tratamiento, como los anteriores, está contraindicado en personas con muy alta sensibilidad alérgica.

Otro hábito para mover la sangre, para ahuyentar el dolor de espalda y la ronquera es caminar descalzo sobre las tiernas ortigas (principios de primavera, cuando las ortigas aún no son muy irritantes).

Reumatismo

Las hojas de ortiga recién cortadas se aplican directamente a la articulación afectada, se ata un vendaje de gasa a su alrededor y se deja actuar durante 5-15 minutos.

En muy poco tiempo se producirá una fuerte reacción local irritante (escozor), que pondrá la sangre en movimiento, hará que toda la zona se caliente y altere el metabolismo local.

Después de la aplicación repetida, las articulaciones se desinflan y se vuelven elásticas, el dolor se desvanece y se detiene la evolución del reumatismo.