Saltar al contenido

3 ENFERMEDADES ESTACIONALES, controladas con CEBOLLAS VERDES

Ceapa verde -

Cuando se trata de salud, la primavera viene acompañada de dolencias y enfermedades.

Las alergias, el eccema o la bronquitis alérgica son solo algunas de las dolencias primaverales más comunes.

Afortunadamente, se pueden mantener bajo control con una comida aparentemente mundana, accesible y eficaz.

Es una cebolla verde, un manjar vegetal con efectos terapéuticos muy fuertes.

Alergia

Las cebolletas tienen un efecto diurético y depurativo. Se considera un antialérgico natural de primera mano, ya que regula la actividad de las glándulas que secretan cortisona de forma natural.

Un tratamiento prolongado con cebolletas modula la reacción del sistema inmunológico, previniendo así erupciones cutáneas y fenómenos respiratorios específicos de alergias.

En el caso de alergias que ya han comenzado, las cebolletas, consumidas a diario, reducen su gravedad y previenen complicaciones, especialmente respiratorias.

  • Especialmente durante la polinización, la floración de la hierba, pero también en caso de exposición al polvo y al calor, consuma de 6 a 10 ramitas de cebolla al día, posiblemente asociadas con otras verduras, pero sin alimento consistente.

Eccema alérgico

Ocurren con el calentamiento del aire y la aparición de diversos alérgenos. Ocurren con mayor frecuencia debido a problemas inmunológicos y desequilibrios hormonales en el cuerpo.

  • El tratamiento dietético más eficaz se realiza con la combinación de cebollas verdes, hojas de eneldo y hojas de apio, en forma de ensalada que se come en ayunas.

Ceapa verde -

Bronquitis alérgica

Las cebollas verdes son eficaces como coadyuvantes tanto en la bronquitis infecciosa como en la alérgica. Consumido en abundancia, también es una buena forma de prevenir el asma.

La alicina que contiene es un antibiótico y un expectorante fuerte, y la clorofila tiene un efecto antiinflamatorio.

Cómo comer cebollas verdes como complemento.

Tome 2-4 tallos de cebollas verdes, lávelas bien, pique finamente y colóquelas en una porción de ensalada (para una persona).

Combina muy bien con hojas de alerce y perejil (lo hacen más digerible y más fácil de soportar por la vesícula biliar y el hígado).

Las cebolletas se pueden combinar con cualquier tipo de verduras (lechuga, espinaca, lechuga), pero también con tomates o pimientos.

Si se tolera bien, se puede consumir de forma muy sencilla, solo con sal, zumo de limón y un poco de aceite de oliva.

Precauciones

Las cebollas verdes se consumen con precaución por pacientes con gastritis, colitis por fermentación y aquellos con síndrome del intestino irritable.