Saltar al contenido

La mejor receta de ENSALADA VERDE para el tracto digestivo

Salata verde -

La lechuga tiene fuertes efectos terapéuticos sobre el sistema digestivo, por lo que está en demanda.

Además, la lechuga ayuda a mantener todo el cuerpo, a través de su contenido en fibra y principios amargos, siendo de utilidad real para la función hepática, para la función de eliminación de residuos tóxicos del organismo, para el sistema nervioso.

Cien gramos de lechuga, dos veces al día, posiblemente con pan negro, aportan la fibra dietética del organismo, ayudando a combatir el estreñimiento.

Lechuga, para el tracto digestivo

Tome una ensalada mediana, lávela bien con agua tibia, luego córtela o parta. Poner en un bol en el que le agregas vinagre de manzana al gusto, aceite, sal natural y eneldo picado.

Se consume en grandes cantidades en cada comida, ya sea como aperitivo o como guarnición de varios platos. Cuanto mayor sea la dosis, mejor.

Los efectos terapéuticos más importantes

Debido a la fibra dietética indigerible que contiene, la lechuga preparada según la receta presentada es un verdadero maduro para el tracto digestivo.

Específicamente, es útil en casos de estreñimiento, colitis por putrefacción, intoxicación crónica del cuerpo.

Salata verde -

Luego, la lechuga contiene principios activos amargos que estimulan la secreción de jugos gástricos, así como la peristalsis del tracto digestivo, siendo recomendada en dispepsia, gastritis hipoácida, digestión difícil (el vinagre de ensalada natural es también un excelente tónico digestivo), atonía gástrica o intestinal. .

Digestión lenta

Un cuarto de hora antes de una comida, coma una ensalada verde agria con abundante vinagre de sidra de manzana orgánico y espolvoree con un poco de pimienta negra. El efecto tónico digestivo está garantizado.

Estreñimiento

Se recomienda agregar aceite de oliva a la ensalada y endulzarlo con jugo de frutas verdes: cocodrilos, ciruelas, albaricoques, etc.

Con un gran volumen, la lechuga juega el papel de un pistón que empuja el contenido del intestino y lo limpia, mientras que el aceite de oliva y el jugo de frutas verdes facilitan el proceso de eliminación.

Precauciones

Las personas que padecen colitis por fermentación deben comer lechuga con moderación y solo cuando esté recién preparada, de lo contrario existe el riesgo de agravar esta condición.