Saltar al contenido

VINO DE GARBANZOS: regula el apetito y el metabolismo

Cicoare -

La achicoria (Cichorium intybus) regula el apetito y el metabolismo, por lo que se le considera enemiga de la obesidad.

La raíz de achicoria se ha considerado durante mucho tiempo un elixir para el hígado y la digestión.

Regulador metabólico

Las preparaciones de achicoria regulan el metabolismo del cuerpo humano, actuando sobre los centros nerviosos del hipotálamo y sobre los bulbos vegetativos de la médula ósea.

Cuando se toman antes de una comida, durante 30 minutos, los remedios de achicoria estimulan la hormona del hambre, llamada grelina, por lo que tiene propiedades orexigénicas.

Tomadas durante las comidas, estimulan la hormona de la saciedad, llamada leptina, que detiene el apetito, por lo que tiene propiedades anorexígenas.

Vino de achicoria

El vino de achicoria es más rico en principios activos, debido a que el alcohol que contiene tiene un mayor poder para disolver estos principios (que el agua utilizada para hacer tés).

Este elixir ayuda a mantener un delicado equilibrio entre la secreción hormonal del hambre (grelina) y la de la saciedad (leptina), lo que explica sus extraordinarios efectos beneficiosos en la pérdida de peso.

Cicoare -

La achicoria regula el apetito y el metabolismo.

Método de preparación

En un litro de vino tinto llevado al punto de ebullición añadir 4 cucharadas de raíces de achicoria secas, picadas.

El vino se deja en remojo durante 10 días, agitando 2-3 veces al día. Pasado este tiempo, el vino se filtra, sin exprimir el residuo, y se deja decantar durante otros 6 días, separando la parte clara del residuo depositado en el fondo de la vasija.

Completar hasta 1 litro con vino tinto.

Administración

Como regulador del metabolismo, como coadyuvante en la pérdida de peso, tomar 50 ml. vino de achicoria durante las comidas.

Otras indicaciones terapéuticas

El vino de achicoria también se puede administrar en los siguientes casos:

• Colerético y colagogo en trastornos biliares: beber 50 ml antes de las comidas.

• Trastornos metabólicos y endocrinos (trastornos tiroideos, diabetes mellitus no insulínica): se administran 2 cucharadas de vino de achicoria al día.

• Desintoxicante y depurativo: activando la eliminación de toxinas del organismo por vía gastrointestinal, renal o sudoración se puede acelerar mediante la administración regular de vino de achicoria, de 50 ml cada uno, en la mesa.

• Refuerzo general, en estados de agotamiento físico e intelectual: beber 50 ml, dos veces al día, después de las comidas.

Contraindicaciones

Embarazo, lactancia, cálculos renales.