Saltar al contenido

Dieta del melocotón: son un desintoxicante excepcional y reducen rápidamente el peso corporal

Piersici -

Los melocotones, con su deliciosa fruta y su agradable aroma, son ricos en vitaminas, minerales y antioxidantes.

Ayuda a mantener el equilibrio nervioso, energiza e hidrata el organismo, fortalece la inmunidad, regula las funciones hepáticas e intestinales.

Pero los beneficios no terminan ahí.

Los melocotones son ideales para la silueta.

Los melocotones son bajos en grasas y muy bajos en calorías (100 g de melocotones tienen 43 calorías).

El azúcar que contienen es natural y no tiene efectos adversos para la salud. Además, especialmente durante las dietas, comer duraznos puede alejarlo de los bocadillos poco saludables y ricos en calorías.

Ayuda a la digestión

La digestión lenta, acompañada de estreñimiento e hinchazón, promueve el aumento de peso. En este caso es necesario un tratamiento de desintoxicación y una dieta que incluya fibra.

El alto contenido de celulosa y pectina de los melocotones se recomienda a menudo como laxante en problemas de tránsito intestinal.

La celulosa y la pectina son fibras dietéticas, más precisamente, sustancias comestibles no digeribles, que actúan sobre el intestino grueso como un pistón, expulsando todos los residuos del mismo.

Además, el sorbitol, un azúcar natural que contienen los melocotones, les confiere propiedades laxantes adicionales.

Piersici -

Los melocotones estimulan el tránsito intestinal y prolongan la sensación de saciedad

Cura de melocotón para kilos de más

Los melocotones son bajos en calorías, ricos en vitaminas y otros nutrientes con un efecto rejuvenecedor, lo que ayuda a perder peso de manera hermosa y saludable. Para kilos de más, coma tantos duraznos como pueda antes de cada comida.

  • Consuma 2 melocotones, unos 30 minutos antes de las comidas principales, en un curso de 4 semanas. Elija melocotones maduros naturalmente. Los resultados te sorprenderán sumamente placenteros.

Deliciosa arma contra los kilos de más

Los melocotones, aunque jugosos, con un sabor dulce muy agradable, no engordan. ¡De lo contrario! Soy un escurridor y desintoxicante excepcional que reduce rápidamente el peso corporal.

La explicación: los melocotones estimulan el tránsito intestinal, favorecen la eliminación del exceso de agua del organismo y, por las fibras que contienen, prolongan la sensación de saciedad.

Precauciones

Los melocotones deben consumirse con precaución en caso de colitis por fermentación, diarrea aguda o crónica, gastritis hiperacida.

Las personas que se sabe que son alérgicas al polen pueden experimentar, en asociación con el consumo de melocotones, urticaria de contacto, que se manifiesta por picazón en la nariz, los labios, hinchazón indolora de los labios y la lengua.