Saltar al contenido

NALBA alivia el dolor causado por úlceras varicosas, piernas hinchadas o articulaciones hinchadas

Althaea officinalis nalba -

En la medicina popular rumana, la malva se usaba principalmente externamente para la preparación de compresas que aplicaban heridas, hinchazón y abscesos.

Con fines terapéuticos, se utilizan cuatro especies de malva:

  • Malva (Althaea officinalis)
  • Malva de jardín (Althaea rosea)
  • Malva (Malva pusilla)
  • Malva (Malva silvestris).

La malva alivia el dolor

Las cataplasmas de malva se pueden utilizar con éxito para aliviar el dolor causado por úlceras varicosas, pies hinchados o articulaciones hinchadas.

Para ello, primero es necesario preparar tintura de malva (también se puede encontrar en tiendas naturistas):

– Se ponen en un frasco 30 g de hojas, tallo y flores de malva (también se puede secar), y se vierten 100 ml de alcohol alimenticio de 70 grados sobre la planta;

– el frasco se sella y la preparación se deja en remojo durante 10 días, tiempo durante el cual debe agitarse 3-4 veces al día;

– después de este período, la tintura se filtra y se decanta en el refrigerador durante otros 6 días; Finalmente, se vuelve a filtrar y la tintura resultante se almacena en botellas oscuras.

Althaea officinalis nalba -

A continuación, prepare el extracto líquido de la malva:

– Hervir en el baño de vapor 100 ml de tintura (preparada según el procedimiento descrito anteriormente), hasta que el líquido se evapore, alcanzando un tercio de la cantidad inicial (30 ml).

La esencia así obtenida se mezcla con arcilla (de farmacia) hasta que se convierte en una pasta fina.

Extienda la pasta sobre un trozo de gasa y aplique el vendaje en la zona afectada, sin atarlo con fuerza. Eventualmente, se puede cubrir con una película adhesiva.

Para un efecto máximo, la cataplasma dura 30 minutos.

Baños de malva para pies cansados ​​o hinchados

Los baños locales con malva son un verdadero tónico para los pies hinchados o cansados.

Vierta una infusión concentrada en el agua de la tina, obtenida hirviendo 300 g de la planta en 2 litros de agua. El tratamiento debe seguirse durante un período de 2 semanas, con una pausa de 1 día entre baños.

Además, el tratamiento se recomienda 4-5 veces al año.

Compresas frescas de malva para articulaciones inflamadas

Pica finamente las hojas y las flores de malva y luego tritúralas en un mortero. La pasta así obtenida se extiende sobre una gasa y se venda la zona afectada.

Este vendaje natural elimina el dolor causado por las articulaciones inflamadas. Además, alivia la rosácea y los síntomas de la dermatosis.