Saltar al contenido

¿Por qué es bueno agregar VINAGRE DE MANZANA a las ensaladas de primavera?

Otet de mere -

El vinagre de sidra de manzana orgánico es un ingrediente que no puede faltar en una ensalada de primavera.

Junto con el aceite prensado en frío (semilla de oliva, girasol, maíz o uva), es un aglutinante entre todos los componentes de la ensalada, uniformizando el sabor, haciendo que toda la combinación sea muy digerible.

El vinagre de manzana es muy útil para la salud. Los ácidos orgánicos y las enzimas que contiene lo convierten en un poderoso estimulante de la digestión y el metabolismo, con efectos desintoxicantes excepcionales en el organismo.

Estos son solo algunos de los efectos terapéuticos del vinagre de sidra de manzana:

Digestión difícil

El vinagre de sidra de manzana estimula la salivación, la secreción de jugos gástricos y aumenta la peristalsis del tracto digestivo.

Al mismo tiempo, mejora el metabolismo de los lípidos, sustancias de los alimentos más difíciles de digerir y asimilar.

Para ello, se consume antes de la comida durante un cuarto de hora y, posiblemente, durante la comida, lechuga agria con la mayor cantidad de vinagre que se pueda tolerar.

Astenia primaveral

El vinagre de sidra de manzana tiene efectos estimulantes del apetito y digestivos, además de ser un excelente tónico mental, induciendo un estado de vivacidad, tono mental y emocional.

La astenia primaveral se trata fácil y eficazmente con una ensalada ácida de primavera con abundante vinagre de sidra de manzana.

Otet de mere -

Dolor de cabeza

Los dolores de cabeza pueden ser síntomas de problemas hepatobiliares, fatiga o sedentarismo.

La ensalada con aceite de manzana y vinagre desbloquea la bilis, estimula la digestión y la eliminación, combatiendo eficazmente los dolores de cabeza, las contracturas del tracto digestivo y las náuseas.

Para los dolores de cabeza se recomienda una ensalada primaveral con aceite prensado en frío, a la que se le han añadido 2 cucharaditas de vinagre de sidra de manzana.

Comida envenenada

La administración de lechuga con mucho vinagre de manzana ayuda a una rápida recuperación tras la evacuación de alimentos tóxicos (por vómitos y heces).

La fibra dietética de la ensalada limpia el tracto digestivo de toxinas, mientras que el vinagre de sidra de manzana elimina las náuseas, reduce la fiebre y vigoriza el sistema nervioso.

Enfermedades infecciosas

La vitamina C del vinagre de sidra de manzana ayuda a asimilar el hierro que necesita el organismo, tiene un efecto preventivo en enfermedades infecciosas.

Inmunidad

El magnesio y el fósforo, dos sustancias minerales contenidas en el vinagre, juegan un papel muy importante en el mantenimiento de la salud y el equilibrio del sistema nervioso.

También tienen un efecto beneficioso sobre el sistema inmunológico y ayudan a fortalecer los huesos.