Saltar al contenido

Los beneficios de las zanahorias y el jugo de zanahoria.

Morcov suc morcovi -

El jugo de zanahoria tiene muchos beneficios para la salud. Además, el jugo de zanahoria limpia y desintoxica profundamente el cuerpo.

Aunque las zanahorias tienen un alto contenido de azúcar, en realidad son un muy buen regulador del azúcar en sangre. Si no tiene problemas con el azúcar en sangre, 2 o tres zanahorias al día no causarán efectos secundarios. Sin embargo, los diabéticos deben limitarse a consumir solo una zanahoria al día.

El azúcar natural de las zanahorias es de fácil asimilación. El jugo de zanahoria fresco tiene un índice glucémico de 80, que es un límite aceptable.

BENEFICIOS

# 1. Betacaroteno

100 gramos de zanahorias frescas contienen 8285 μg de betacaroteno. Se sabe que el betacaroteno es uno de los antioxidantes más poderosos y ayuda al cuerpo a combatir los radicales libres. El hígado convierte este caroteno en vitamina A, que ayuda a mejorar la visión, la producción de esperma y el crecimiento y desarrollo. el cuerpo.

# 2. Mejora la vista

La vitamina A obtenida de las zanahorias ayuda a mejorar la visión nocturna. Se sabe que las zanahorias curan problemas de visión como cataratas seniles y degeneración macular. Las investigaciones muestran que el 40% de las personas que consumen una dieta rica en betacaroteno, especialmente las que se encuentran en las zanahorias, tienen un riesgo menor de desarrollar degeneración macular.

# 3. Remedio contra el cáncer

Se ha descubierto que las zanahorias reducen el riesgo de desarrollar varios tipos de cáncer, como cáncer de mama, cáncer de colon y cáncer de pulmón. Se sabe que dos de los componentes que se encuentran en las zanahorias, el falcarinol y el falcarindiol, tienen propiedades anticancerígenas. Un estudio en ratones mostró que las zanahorias reducen su riesgo de desarrollar cáncer en un 30%.

# 4. Beneficioso para la piel

El betacaroteno de las zanahorias detiene el envejecimiento celular.

Además, si desea proteger su piel del daño solar, aumente la ingesta de zanahorias. La vitamina A y los antioxidantes en las zanahorias proporcionan un escudo que protege la piel de la luz solar dañina. La falta de vitamina A puede provocar sequedad en la piel y el cabello, arrugas prematuras, acné, imperfecciones y pigmentación.

Si quieres una piel radiante, aplica una mascarilla de jugo de zanahoria y miel en el rostro.

Jugo de zanahoria

Jugo de zanahoria

# 5. Protege el corazon.

Se sabe que tres de los componentes que se encuentran en las zanahorias (alfa caroteno, betacaroteno y luteína) reducen el riesgo de enfermedad cardíaca. La fibra soluble presente en las zanahorias cuando se une a los ácidos biliares ayuda a reducir los niveles de colesterol.

# 6. Reduce el riesgo de accidentes cerebrovasculares.

Un estudio de la Universidad de Harvard mostró que las personas que comen al menos 6 zanahorias a la semana no corren riesgo de sufrir un derrame cerebral.

# 7. Desintoxicante natural

La vitamina A en las zanahorias ayuda al hígado a eliminar las toxinas del cuerpo. También es útil para reducir la grasa del hígado. Hay algo de fibra en las zanahorias que regulan el tránsito intestinal y limpian el colon.

# 8 Antiséptico fuerte

Muchos botánicos usan zanahorias para prevenir más infecciones. Los cortes y heridas se pueden tratar colocando zanahorias ralladas crudas directamente sobre la herida.

# 9 Efectivo para la salud de los dientes y las encías.

Cuando le das un mordisco a una jugosa zanahoria, ayuda a mantener tu salud bucal. Las partículas de comida y los platos se raspan con estas zanahorias crujientes. Cuando masticamos una zanahoria cruda estimula las encías y así aumenta la producción de saliva que es alcalina, reduce el desarrollo de bacterias que causan caries. Hay algunos minerales importantes que se encuentran en las zanahorias que ayudan a proteger contra la caries dental.

CÓMO SE DEBEN CONSUMIR LAS ZANAHORIAS.

Hay más de 100 especies de zanahorias disponibles en una variedad de colores, como naranja, rojo, morado, blanco, amarillo y verde.

Las más ricas en betacaroteno son las zanahorias anaranjadas. Cuanto más oscuros son, mayor es su concentración de betacaroteno.

La concentración de carotenoides aumenta en un 600% cuando las zanahorias se cuecen en grasa o se preparan en forma de jugo.