Saltar al contenido

5 beneficios menos conocidos de comer ENSALADA VERDE, que vale la pena conocer

1640634725 salata verde -

La lechuga (Lactuca sativa) es conocida por sus efectos desintoxicantes, para tratar problemas digestivos y obesidad.

Todos sabemos que la lechuga calma eficazmente el apetito, estimula los procesos de eliminación y desintoxicación del organismo.

Pero hay otros beneficios menos conocidos de la ensalada, que vale la pena mencionar.

Disminuye el azúcar en sangre.

La lechuga contiene sustancias que reducen el azúcar en sangre y amplifican los efectos de la insulina en el cuerpo.

Los aderezos para ensaladas repetidos (la dosis diaria es de 150-200 gramos por día) previenen la diabetes y son un gran complemento en la enfermedad ya establecida.

Actúan directamente regulando el azúcar en sangre y previniendo las complicaciones graves de la diabetes, que afectan el corazón y los vasos sanguíneos.

Lucha contra la hipertensión, enfermedades del corazón.

Las hojas de lechuga no contienen nada de colesterol, son muy bajas en sodio y ricas en potasio (un oligoelemento conocido como regulador de la actividad cardiovascular).

La lechuga contiene sustancias ligeramente sedantes que reducen la reactividad al estrés, cualidades que la convierten en un auténtico medicamento contra la hipertensión y las oscilaciones de la tensión arterial.

La lechuga tiene el efecto de aniquilar los radicales libres que causan enfermedades cardíacas crónicas.

Salata verde -

Tiene muy buenos efectos sobre el feto (embarazo)

La lechuga, consumida por mujeres embarazadas, tiene muy buenos efectos sobre el feto.

Para prevenir ciertos problemas del sistema nervioso y del sistema endocrino, que podría tener el recién nacido, los especialistas recomiendan el consumo diario de 200 g de ensalada en el primer trimestre del embarazo.

También se ha encontrado que la tasa de abortos es menor para las mujeres que consumen regularmente grandes cantidades de lechuga.

Ayuda a detener la caída del cabello.

El consumo diario de hojas de lechuga y espinaca cruda ayuda a detener la caída del cabello.

Tanto la lechuga como la espinaca intervienen bloqueando los procesos enzimáticos que conducen al debilitamiento de la raíz del cabello.

Al mismo tiempo, la lechuga reduce la sensibilidad al estrés, dado que se ha demostrado que en momentos de tensión mental la tasa de caída del cabello aumenta hasta 3-4 veces.

Fuerte efecto de drenaje del hígado.

La ensalada creada, con hojas algo más fuertes, ásperas y bastante amargas, tiene un efecto fuerte, drenando el hígado y estimulando su actividad.

Como complemento en la discinesia biliar, hepatitis crónica, se realiza una cura de 2 semanas, durante las cuales se consumen 2-3 platos de ensalada por día, al comienzo de las comidas principales, como aperitivo.

Precauciones

Las personas que padecen colitis por fermentación comerán lechuga con moderación y solo cuando esté recién preparada, de lo contrario existe el riesgo de agravar esta afección.